LAS COSAS QUE NOS INSPIRAN: Hablar

0

Por Mariana García Luna

Si hay algo que nos puede quitar la roca gigante de la espalda es, sin duda, hablar. Platicar con alguien de toda nuestra confianza es una de las cosas más inspiradoras que podemos hacer (ojalá el Pípila lo hubiera sabido con anterioridad). Compartir nuestras penas y nuestras alegrías no sólo nos acerca, sino que nos ayuda a liberar el alma.

Una buena conversación nos llena, nos alegra el momento, hasta nos instruye, si sabemos poner atención y nos acercamos a las personas adecuadas. En una charla de alma a alma o de almas a almas podemos reír, llorar, intercambiar opiniones, desahogarnos, discutir (en el buen sentido de la palabra), aprender, enseñar, pensar en voz alta. Gracias a la exposición de nuestras ideas podemos conocernos, porque al externar lo que pensamos o sentimos aclaramos nuestra mente y de paso el espíritu.

Es tan importante para cada individuo que su voz se escuche que, cuando ésta se ve reprimida, la cosa puede terminar muy mal. La represión ha causado cantidad de luchas en el mundo. En determinado momento alguien se creyó con más derechos que su hermano y mandó a cortarle la lengua, no porque fuera más poderoso, sino porque el miedo a perder el poder lo convirtió en criminal. No pudiendo utilizar el don de la palabra para convencer, miles de hombres y mujeres se han impuesto a través de la violencia, matando el pensamiento colectivo y disminuyéndolo a tal punto de hacer creíbles las mentiras.

Hoy los tiempos están cambiando. La libertad de expresión es cada día más “libre”; sin embargo, aunque sabemos que expresarse es un derecho intrínseco del ser humano, sabemos que esa libertad se rompe todos los días. No tenemos que ir a ningún lado para comprobarlo, podemos verlo a diario en el calor de nuestros hogares: cuando el marido machista no permite que su mujer exprese sus deseos y pensamientos, o viceversa, cuando la mujer castrante no deja hablar a su marido; cuando los padres no permiten a los hijos decir lo que piensan o sienten y desvalorizan sus emociones con un “son tonterías, son chiquilladas, ¿qué vas a saber, tú?”; interrumpir constantemente, cambiar de conversación cuando el otro aún no termina de hablar, insultar, burlarse, ignorar son también formas sutiles de represión. Hay formas muy lentas de matar a las personas.

El habla es un arma muy poderosa, puede inspirar amor o miedo (y todas sus vertientes). ¿De qué lado te gustaría estar, para vivir una vida inspirada?…

Platica tus cosas, arroja tus ideas al viento, no te reprimas; pero piensa bien lo que vas a decir, que tus palabras no se conviertan en lanzas que se claven en los corazones de tus semejantes. Y si vas a hablar, escucha, porque tanto importa lo que tú tengas que decir, como lo que los otros tengan que contarte. No desaproveches la ocasión para servir, aunque sea simplemente parando oreja y dejando que la libre expresión fluya ante tus ojos. Serás testigo de cómo la roca sobre la espalda de tu interlocutor disminuye.

Eso sí, asegúrate de que la persona con que la estás, quiera hablar o se encuentre en la disposición de escucharte; no se trata de forzar a nadie, sino de ser asertivos.

Y, a ti, ¿te inspira hablar?…

 

Share.

About Author

Hermann Gil Robles

Director de Inbound Marketing en Diis Mkt. Especializado en periodismo on-line con enfoque en arquitectura de información. Catedrático en el Tec Milenio y narrador. Autor de los libros: No hay buen puerto, Fuera de la Memoria, Los Sueños de los Últimos Días, La Ciudad del Olvido. Obtuvo el Premio Binacional de Novela 2016 Frontera de Palabras / Border of Words.

  • Diario Cultura.mx

    Diario Cultura.mx es una revista que aborda temas relacionados al arte, la historia y la cultura, desde una perspectiva profesional y multimedia.

  • Financiarte

    Diario Cultura.mx se creó con el apoyo de Financiarte, es sus ediciones 2011 y 2013.

  • Diario Cultura

Diario Cultura.mx. Derechos Reservados. 2015. Todos los artículos son responsabilidad de sus autores. Aunque Diario Cultura.mx promueve la cultura y las artes, esto no significa que esté totalmente de acuerdo con las opiniones y comentarios que sus autores realizan.
Más en Columna: Mariana García Luna
LAS COSAS QUE NOS INSPIRAN: Soñar despiertos

Por Mariana García Luna Una vez, alguien me dijo que le gustaba que yo estuviera en su vida, porque de...

Cerrar